De manera muy resumida podríamos decir que la Responsabilidad Social Corporativa es un modelo de gestión de empresas y organizaciones que se caracteriza por el compromiso voluntario para conseguir ser económicamente eficientes, socialmente responsables y medioambientalmente respetuosas. De ahí las tres dimensiones más conocidas de la RSC, la dimensión económica, la dimensión social y la medioambiental.

Con las acciones de Responsabilidad Social Corporativa se genera impacto en empleados, clientes y comunidad. Las acciones solidarias son las más conocidas y empleadas en la dimensión social, pero existen múltiples formas de hacerlo y una muy importante es el empleo y la formación.

¿Y cómo puede una empresa ser socialmente responsable a través del empleo y la formación?. Las empresas pueden ser líderes al facilitar el acceso a la formación profesional y al generar oportunidades de aprendizaje permanente para sus empleados. Además a través de la generación de empleo las empresas líderes también pueden ofrecer oportunidades de inclusión.

Por otro lado, las Administraciones Públicas, en su compromiso con el empleo, a través de la inversión y las ayudas al sector privado, también ejercen el liderazgo responsable haciendo posible la capacitación de las personas, especialmente en grupos vulnerables, mujeres, jóvenes y personas con discapacidad. Con la adquisición de estas habilidades necesarias para el trabajo productivo se propicia el crecimiento económico. De esta manera, se reduce la proporción de desempleados, se mejora su calidad de vida y las empresas logran niveles de productividad más elevados.

Con los programas públicos de empleo se empodera a los ciudadanos. Hasta aquí parece todo claro, pero ¿cuáles son los perfiles profesionales que buscan las empresas?. Esas necesidades van variando, surgiendo y evolucionando. Por eso resulta fundamental que los programas de empleo formen a los desempleados en base a las necesidades reales de las empresas.

En Beproject localizamos las necesidades de perfiles profesionales, conectamos a Administraciones Públicas y empresas con un valor añadido de empleabilidad y ofrecemos una formación específica que aumente considerablemente el número de desempleados con las competencias necesarias para acceder a uno de esos empleos.

Así es como mejoramos la empleabilidad de las personas y a través de nuestro trabajo tenemos un impacto positivo sobre la sociedad y reforzamos nuestro compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario